Durante 6 meses una comisión de expertos evaluará a las universidades públicas y presentará unas conclusiones para mejorarlas financiera y académicamente.

Esta reforma, según el ministro debe ser de primer orden, para que nuestro país sea más competitivo en el mundo global y en la sociedad del conocimiento.

Si comparamos nuestros datos con los de la Unión Europea observaremos dos importantes diferencias. En primer lugar, observamos que los recursos públicos dedicados a la educación universitaria son superiores a los de la UE porcentualmente. Pero como dato negativo hay que señalar que un 30% de los estudiantes que empiezan la universidad la abandonan sin haberla acabado, lo que supone que se están tirando aproximadamente 3.000 milllones de euro a la basura.

La polémica ya ha comenzado

Antes de que se ponga a trabajar la comisión ya ha sido cuestionada por su composición. Desde distintos periódicos y redes sociales se criticaba quienes lo forman. El ministro, por su parte, destacó su independencia. Algunos miembros son:Teresa Miras, Óscar Alzaga, Salvador Barberá, Félix Goñi, Rafael Puyol, Mariola Urrea, etc.
Se trata de una lista heterogénea, ya que la forman economistas, físicos, ingenieros, sociólogos, médicos, etc. Pero si en alguna figura se ha creado una importante polémica ha sido en Óscar Alzaga, el cual fue diputado entre 1977 y 1986 por UCD. Las críticas radican en que se trata de una persona cercana a la política y de una ideología próxima al Gobierno.