Tu puedes evitar mucha frustración, solicitudes de trabajo innecesarias, muchas negativas de las empresas, si tienes claro cuales son tus habilidades, tus fortalezas y debilidades en ese área. Una carrera exitosa tiene como condición primordial que trabajes en el campo laboral en el que te sientes bien y que disfrutes llevándolo a cabo.

Esto no es nada nuevo, ya que existen refranes y frases célebres que comulgan con esa premisa. Contesta las siguientes preguntas de la forma más sincera posible, te darán una idea del puesto que debes solicitar.

1. ¿Eres una persona a la que les gusta estar en contacto todo el día con otras personas? ¿Te gusta realizar tu trabajo sin ser interrumpido? ¿Puedes concentrarte en un ambiente poco tranquilo?

2. Eres un especialista que frente a un problema quiere encontrar su raiz, o eres más bien un generalista al que le es suficiente entender el problema y tener una visión más general sobre sus posibles causas.

3. Eres de los que en grupo tomas las decisiones y tienes siempre la iniciativa, o eres de los que se decide según lo que piense la mayoría.

4. ¿Organizas bien tu tiempo y eres disciplinado?, ¿o eres de los que deja para el último momento las tareas?

5. ¿Qué tan importante es para ti trabajar en una empresa de renombre? ¿Quieres hacer carrera y en pocos años tener una posición importante?

6. ¿Como de importante es para ti el sueldo?, ¿y tu tiempo libre?

7. ¿Estás dispuesto a viajar en el caso de que tu puesto así lo exija?

8. ¿Como de importante son para tí los horarios de trabajo? ¿Estás dispuesto a trabajar sabados y domingos? Y si lo estas, ¿bajo qué condiciones lo aceptarias?

Además de este análisis que se focaliza en tu personalidad, se debe hacer un fuerte análisis de las empresas, sus áreas y los distintos puestos y posibilidades. La proxima semana hablaremos de como encuentras la empresa y el puesto que se adecúe a ti.