En este momento muchos estáis apostando por ser emprendedores y crear vuestra propia empresa. Por eso queremos daros algunas recomendaciones para que nada salga mal en la aventura que emprendéis.

Se trata de recomendaciones que no están en los libros y que se aprenden con la experiencia de años de trabajo.

Al comenzar

Por supuesto es muy importante que decidamos apostar en nuestra empresa por una idea en la que realmente creemosy además nos apasione.

Lo primero que tienes que tener claro es cuál es tu negocio y no perder el rumbo nunca de aquello que quieres conseguir. Muchos jóvenes emprendedores tienen el impulso de saltar sobre cualquier oportunidad que se les presenta cuando su empresa está en fase startup . Al principio hay que analizar mucho mejor los pros y los contras ya que en las empresas de nueva creación estas situaciones son mucho más peligrosas.

Para cualquier empresa uno de los pilares básicos son las relaciones públicas, para dar a conocer tus productos y servicios. Por lo que aprovecha cualquier oportunidad que surja para darte a conocer. Es muy importante que participes en ferias del sector, seminarios, conferencias o asociaciones de comercio.

También es muy importante que al principio reduzcáis al mínimo los gastos fijos de vuestra empresa, lo cual os ayudará a evitar las perdidas en los primeros meses. Ahorra todo lo que no sea imprescindible de tu negocio, aprovéchate al máximo de las nuevas tecnologías y de las posibilidades que ofrecen.

Beneficios de los emprendedores

Es cierto que crear una empresa de la nada es algo que requiere mucha dedicación y tiempo. Pero también tendremos algunas ventajas que otros trabajadores no tendrán.

Por ejemplo la independencia y libertad es total a la hora de tomar decisiones sobre la empresa. Podremos elegir aquello que en nuestra opinión consideremos más beneficiosa sin que nadie tenga que apoyarlo. Además, nuestros horarios serán más flexibles. Somos nosotros quienes ponemos nuestra hora de entrada y salida al trabajo o quien elige las vacaciones. También es importante saber que seremos nosotros los que decidiremos nuestros ingresos, aunque evidentemente estará relacionado con el tiempo que le dediquemos a la empresa.