Hoy 8 de marzo es el Día Internacional de la Mujer Trabajadora y queremos recordaros las desigualdades que en pleno siglo XXI siguen sufriendo.

Las mujeres son mayoría en matriculaciones en las universidades y además son las que mejores resultados obtienen. Pero esto no implica que tengan las mismas posibilidades.

Pocas directivas

Según un estudio reciente de la Universidad de Murcia, el porcentaje de las mujeres matriculadas asciende al 62,43. Además, sus notas son superiores a las que obtienen los varones. A pesar de esto, son las que ocupan mayoritariamente los puestos a tiempo parcial, las que menos salario obtienen y menos puestos de responsabilidad desempeñan.

Las mujeres, pese a estar mucho mejor preparas,  ni siquiera alcanzan el 10% de la presencia en los puestos directivos. Las principales dificultades que sufren para alcanzar estos puestos son los problemas para conciliar la vida laboral y familiar o los prototipos masculinos que abundan en el mundo empresarial.

En cuanto a las áreas de trabajo, donde más abundan las mujeres directivas son en comunicación y marketing pues alcanza el 42%. Por el contrario, en los sectores donde menos presencia poseen es en puestos técnicos como la arquitectura y la ingeniería.

Si nos referimos al sueldo, ellas también van por detrás, pues, de media, las mujeres por realizar un mismo trabajo cobran un 15% menos. Madrid y Navarra son las comunidades donde más desigualdades hay, pues el dato asciende al 20%.

Un problema internacional

Por desgracia no se trata únicamente de un problema autóctono: en todo el mundo los hombres cobran más que las mujeres. Curiosamente en Alemania, uno de los países más desarrollados de nuestro continente, es el que tiene un dato más alto en la diferencia de salarios entre sexos en Europa, y es que alcanza el 22%. Por el contrario, los países con una menor diferencia en Europa son Suiza (7%) y Bélgica (6%).

Un dato a tener en cuenta es que países, en teoría, menos desarrollados que el nuestro tienen una desigualdad menor. Es el caso de Bulgaria o de los Emiratos Árabes, que apenas alcanzan el 10% de diferencia.

Si quieres ver la distribución en nuestro país de las desigualdades salariales te aconsejamos que visites mujerymapas.