Es difícil de creer, pero hay estudiantes que no conocen el estrés en la fase de los exámenes. Este tipo de estudiantes consideran un examen como un test de sus conocimientos y lo miran como una oportunidad para demostrar lo que puede hacer, o para poner a prueba sus conocimientos.

Pero la gran mayoría no mira un examen desde esta perspectiva sino que tienen estress que en muchos de los casos si no lo sabes controlar, pueden producir una laguna mental en el momento del examen.

El miedo a la comparación

La mayoría de los estudiantes tienen miedo de compararse con los demás. Tienen miedo de que su incapacidad, muchas veces imaginaria, salga a la luz. Pero, la razón del estres en los examenes, la mayoría de las veces no se ocasiona por la falta de conocimientos, sino es producto de los pensamientos negativos sobre uno mismo: mucha materia, ¡¡¡¡eso no lo lograré nunca!!!! Simplemente, ¡¡¡yo no puedo aprender esto!!! Yo siempre he tenido malos resultados en examenes anteriores. Por favor no te dejes influenciar más por estos pensamientos destructivos, el poder de la mente cruza barreras inimaginables.

Importante:

En esencia se trata de probar tus conocimientos en tal o cual área o materia, por lo tanto preocupate de no dejar vacíos que pueden perjudicar su rendimiento.

El miedo al público se puede aprovechar en beneficio propio

Si se mira desde el punto de vista psicológico, el miedo al público nos pone en una situación de combate, y esto implica aspectos positivos. Se liberan enormemente las fuerzas que aumentan nuestra concentración y atención.

Lo más importante de toda esta situación es cambiar los pensamientos negativos y llevar el estres del exámen de forma correcta. Esto es posible si fortalece su autoconfianza y su seguridad interna.