Muchos estudiantes se han planteado en algún momento estudiar en Australia, Estados Unidos, o cualquier país alejado de España. Pero muchos de ellos no terminan de atreverse porque no encuentran la universidad que tengan lo que ellos buscan. En cuestión de artes escénicas, hay una especialmente buena, la Academia Juilliard, en Nueva York.

Este conservatorio estadounidense en uno de los más prestigiosos de artes escénicas de todo el mundo. Hay aproximadamente 800 alumnos que están estudiando carreras de artes escénicas de grado y pregrado. El número es pequeño, en comparación con otras universidades, y es que la Academia Juilliard es la institución educativa con el porcentaje de ingresos más bajo del mundo, sólo el 7% de los aspirantes, por delante de las mejores universidades del mundo.

La historia de la Academia

En 1905 fue fundada esta academia como Instituto de Arte Musical, situada entre la Fifth Avenue y la 12th Street y con 500 alumnos. Cinco años después se trasladó a Claremont Avenue, y en 1920 se crearía la Fundación Juilliard. Una vez establecida como Escuela de Graduación Juilliard, se unió, en 1926, con el Instituto de Arte Musical. Veinte años después se cambió el nombre por el de The Juilliard School of Music.

Con el paso del tiempo, la escuela se fue ramificando. Primero añadió una división de danza y, tras esta, una de drama. Desde 1969, hasta la actualidad, la Academia Juilliard se encuentra en Lincoln Center. En 2001, se inauguró el programa de práctica de jazz, y cuatro años después, Sir Colin Davis dirigió una orquesta compuesta de estudiantes de la Academia Juilliard y de la Royal Academy of Music de Londres.

Admisiones y actividades

La Academia Juilliard sólo admite a los estudiantes que tengan un talento y compromiso por encima de lo normal, y que les permitan llegar a hacer grandes logros en el futuro. Un Comité de Admisiones selecciona a los estudiantes basándose en sus audiciones que se realizan en la academia y en las ciudades en las que realizan las pruebas. Una vez evaluado, y por difícil que sea, si tienes la actitud y las aptitudes necesarias entrarás en ella, independientemente de la nacionalidad que tengas.

Teniendo claro que lo principal son las clases, la Academia Juilliard ofrece a sus alumnos otro tipo de actividades relacionadas con sus estudios. Por ejemplo, funcionan varios ensambles musicales, como el de música de cámara, orquestas, de jazz, entre otros. Además, esta escuela cuenta con un gran número de documentos muy valiosos de grandes músicos de la historia, tales como Chopin, Mozart, Beethoven o Bach. Si te gusta esta escuela y crees que vales, no te lo pienses y haz las pruebas.